Paseos por el Río Duero a su paso por Soria

Paseos por el Duero

Paseos por el Río Duero a su paso por Soria

Soria se viste dorada con la llegada del Otoño, el margen del Río Duero es un destino único donde poder disfrutar de la tranquilidad de esta ciudad y escaparte del ajetreo de las urbes.

Río Duero

Puente de Piedra

Comenzamos nuestra ruta por el Río Duero desde el puente de piedra. Jugó un rol importante en el pasado tras ser uno de los pocos que existían sobre el río Duero en dirección a Aragón. Seria además lugar de paso obligado y cuantos lo cruzaran debían pagar el perentorio pago del pontazgo, que enriquecía las arcas municipales.

Río Duero

Imagen del puente iluminado por la noche. | Fuente: www.desdesoria.com

Aunque se desconoce la fecha de construcción, esta seria cercana a la de la repoblación de la ciudad. Cuando levantaron sus murallas y se fortificó para la defensa en las guerras con Aragón y Navarra (siglo XII). De manera que sería una estructura en origen románica, aunque muy transformada con el paso de los años. Estaba fortificado con dos torres, una en la orilla de la ciudad y otra en el medio. Recibió varias restauraciones en los siglos XVII y XVIII, que determinaron su aspecto actual. Las torres se derribaron en el siglo XIX.
Río Duero

Monasterio San Juan de Duero

Cruzamos el puente y a mano izquierda nos encontramos con el Monasterio San Juan de Duero. Su origen data del siglo XII. La Orden de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén se instalaron aquí reformando una pequeña Iglesia románica que ya existía y levantando el resto del monasterio.

En 1882 fue declarado Monumento nacional y años después se convirtió en un anexo del Museo Numantino. El claustro de principios del siglo XII es la única dependencia monacal que queda y uno de los mas originales del románico español por la variedad e influencias de su arquitectura: trazas románicas, arcos que se entrelazan y otros secantes. Los chaflanes con clara influencia árabe están rematados con arcos califales. No mantiene la techumbre lo que aun le otorga mas originalidad.

Río Duero

Arcos de San Juan de Duero.

Una vez visto el Monasterio de San Juan de Duero podemos continuar por esta margen del Río o volver a la margen de la ciudad, en ambos laterales podemos disfrutar del espectacular paisaje otoñal que nos rodea.

Río Duero

En estas tierras Antonio Machado encontró su gran amor, Leonor, y acabó enamorándose también de la ciudad. Así lo reflejo en sus poemas Campos de Castilla:

Allá, en las tierras altas,
por donde traza el Duero
su curva de ballesta
en torno a Soria, entre plomizos cerros
y manchas de raídos encinares,
mi corazón está vagando, en sueños…

Antonio Machado, El Poeta del Duero, de Ángel Almazán

Río Duero

Puente de Hierro

Llegamos al Puente de Hierro que fue paso de la red ferrocaril entre Santander y el mediterraneo. Se construyó en 1929 y el ultimo tren que pasó por sus vías fue en 1996 cuando se suprimió el tramo Soria-Castejón por falta de pasajeros.

Río Duero

En la actualidad es un monumento de la ciudad, se puede pasar las vías andando y es uno de los sitios más fotografiados de la ciudad. Desde hace unos años se ilumina de tono azul por la noche.

Río Duero

Ermita de San Saturio

Continuando por el paseo llegamos a la Ermita de San Saturio, lugar que no te puedes perder si visitas Soria. Se encuentra construida sobre una cueva por la que se accede a ella. San Saturio, nacido en Soria el 8 de mayo del año 493 era hijo de una noble familia, que le legó un importante patrimonio que el Santo donó entre los más necesitados para retirarse a vivir en la soledad de la cueva.

Río Duero

Cuenta la leyenda que Saturio oyó los gritos de un joven, de nombre Prudencio, que en el intentó de cruzar a nado el río la corriente de sus aguas le arrastraban hacia el fondo. Todo hacia pensar en la tragedia pero el joven llegó sano y salvo a la orilla, es más ni siquiera llegaron a mojar las aguas sus prendas. El joven subió hasta lo alto de aquellos riscos para solicitar la bendición y pedirle permiso para quedarse a vivir con Saturio.

No hay que perderse los excelentes murales de Juan Antonio Zapata, que decoró la cúpula y los muros con pintura al fresco entre 1704 y 1705. La ermita se encuentra abierta de 10:30 a 14:00 horas y de 16:30 a 18:30 horas. Domingos y festivos solo abre por la mañana y Lunes cerrado.

Fue canonizado el 31 de Agosto de 1743 por el Papa Benedicto XIV y es el patrón de Soria.

Río Duero

Como llegar